jueves, 21 de marzo de 2013

La bicicleta y una oportunidad de agrandar la rueda de negocios



Cada vez se hace más difícil encontrar un taller en donde arreglar los desperfectos. En las ciudades más adelantadas del país se estimula el uso del rodado para mejorar la calidad de vida.

Estimular el uso de la bicicleta es una decisión que toman los gobiernos para mejorar la calidad de vida en las ciudades y además porque es una importante alternativa de negocios.

Hace un tiempo ya que el centro de Paraná se quedó sin uno de los más emblemáticos talleres que tenía la ciudad: el de la esquina de Bavio y Chile.

Al parecer sus propietarios decidieron reconvertir el negocio aprovechando el empuje económico que le imprimió a la zona el paseo de compras La Paz.

Por lo pronto, las tres grandes casas que venden bicicletas en la capital provincial continúan brindando el soporte técnico en sus locales y sus dueños aseguran que “están trabajando bien”.

El problema se plantea con las bicicleterías más chicas. Tanto en el centro como en los barrios, los dueños deciden cambiar porque las actividades que aparecen se convierten en más rentables.

En la provincia de San Luis tienen una idea para intentar salvar a los pequeños bicicleteros: fomentar el uso de la bicicleta y así mejorar la calidad de vida de las personas y cuidar la salud del ambiente.

Cuando los diferentes organismos del gobierno puntano comenzaron a pensar el programa TUBI se reunieron con los antiguos bicicleteros para saber si estaban interesados en volver a abrir sus locales. Es que el programa estipula entregar unas 2.900 bicicletas a los alumnos de las escuelas públicas y privadas. Con los rodados en la calle necesitarán locales que las atiendan cuando tengan un desperfecto. “Convocamos a 50 personas que sabíamos que tenían sus talleres y habían cerrado por diferentes motivos. Llegaron a la reunión unas 200 personas interesadas en la propuesta”, explicó a UNO Juan Mariano Ledesma Maggioni que es asesor del Ministerio de Medio Ambiente de San Luis.

El profesional que tiene una consultora en proyectos de arquitectura y ambiente, presentó el programa TUBI en el 1° Encuentro de Servicios Ecosistémicos y Turismo Sustentable que finalizó ayer en el pueblo La Carolina en las sierras sanluiseñas.

“Todos los municipios de San Luis, sin importar la bandería política, firmaron el convenio en donde se comprometen a extender las bicisendas de 5 kilómetros a 15 kilómetros”, detalló Ledesma Maggioni que además confirmó la realización, durante el 18,19 y 20 de abril del “Primer Congreso + Expo Internacional de Ambiente y Tecnología” que se realizará en la ciudad verde Juana Koslay.

Soluciones
Con las bicicletas en manos de los estudiantes de primer año y el convenio firmado por los intendentes para aumentar los kilómetros de bicisendas esperan conseguir un estilo de vida más saludable, ordenar el tránsito y bajar la emisión de gases de los automóviles. Más allá de que la primera partida será comprada a proveedores (en promedio pagarán 2.500 pesos por rodado) la intención es lograr que las fábricas de bicicletas se instalen en la provincia.

Para entender
*En la presentación del programa TUBI, en el primer Encuentro de Servicios Ecosistémicos y Turismo Sustentable, reconocieron que en San Luis, como en Entre Ríos, se puede concretar porque existe una fuerte tradición ciclística.

 Una buena posibilidad para lograr el cambio de mentalidad
Lograr cambiar la bicicleta por el auto o la moto es una meta que miles de paranaenses comienzan a plantearse como una posibilidad.

Primero porque transitar por el centro y los lugares de paseo que tiene la ciudad es cada vez más complicado. Las calles están saturadas de vehículos y ahora muchos ya eligieron otra manera de trasladarse.

Además, siguiendo una tendencia mundial que ya se empieza a notar en Argentina, la intención de mejorar la calidad de vida se palpa en diferentes sectores de la sociedad.

En la capital provincial, los que salieron primero a pasear y enarbolar como discurso político el uso de la bicicleta fueron los integrantes de la Deriva Bicicletera que cumplieron tres años de existencia. Todos los primeros domingos de cada mes se reúnen para pasear por las calles de Paraná.

En el mismo camino están los que disfrutan del uso de la bicicleta para montaña que desde hace tiempo aprovechan los recursos naturales de la ciudad para realizar travesías. A los que se le suman cientos de personas que todos los días se suben a sus bicicletas para ir a trabajar. Algunos lo hacen por necesidad y otros por placer.

Con todos estos ciclistas en las calles se empieza a formar una movida que necesitará de cierta contención.

Se calcula que los 10 talleres de bicicletas que están funcionando ya no dan abasto. Por eso se esperan algunas medidas para fomentar el uso y buscar replicar las ideas que se toman en las principales ciudades del mundo.

Fuente: unoentrerios

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Este blog, a veces, utiliza fotografías de personas anónimas tomadas en la vía pública. Si te reconoces en alguna y no deseas aparecer en el blog, ponte en contacto conmigo y borraré la imagen.