miércoles, 19 de diciembre de 2012

Diarios de bicicleta/Ernesto “Che” Guevara



Ernesto Guevara, antes de ganar su dimensión como ícono revolucionario mundial del siglo XX, demostró un perfil viajero que lo llevó a recorrer Argentina, su país natal, y Latinoamérica.

Uno de los viajes más difundidos de Ernesto “Che” Guevara fue en motocicleta por América latina que compartió con Alberto Granado. Sobre ese recorrido se hizo la película “Diarios de motocicleta” protagonizada por el actor mejicano Gael García Bernal y el argentino Rodrigo de la Serna.

Sin embargo, ya había realizado el viaje inicial él solo para cubrir un recorrido en bicicleta, al que le puso un pequeño motor, por el norte argentino en el que transitó 4.500 kilómetros para unir Córdoba, Santiago, Tucumán, Jujuy, Salta y regreso por San Juan y Mendoza.
Posteriormente hizo otro como mochilero y a “dedo”, con su amigo Carlos “Calica” Ferrer al que le siguió el realizado por Latinoamérica con Granado.
Un grupo de cicloturistas cordobeses generaron un recorrido para unir dos puntos muy importantes en la vida del “Che”: partida desde el Colegio Deán Funes, donde terminó el ciclo secundario, y llegada a la actual Casa Museo “Che” Guevara, aquel chalé denominado Villa Nydia que habitó junto a su familia en Alta Gracia y al que cientos de turistas nacionales y extranjeros llegan alentados por su fama.

Ernesto Guevara cursó la primaria en Alta Gracia y la secundaria en el tradicional colegio de la ciudad de Córdoba (Independencia y Perú). Su adolescencia transcurrió en la ciudad de Córdoba, pero solía unir la capital provincial con Alta Gracia en bicicleta.

Inspirado recorrido. En la actualidad el viaje desde Córdoba hacia la llamada “Ciudad del Tajamar”, se puede hacer por avenida Vélez Sársfield con rumbo a la ruta provincial 5 o por la autopista Córdoba / Villa Carlos Paz, para tomar el desvío hacia Falda del Carmen.

EL "CHE" GUEVARA Y SU BICICLETA...
Los ciclistas participantes de la iniciativa optaron por la segunda alternativa. A poco de partir, se dirigieron a la colectora de la autopista dejando atrás el Centro de detención clandestina de La Perla. Muy pronto, doblaron con rumbo a Falda del Cañete y la Comisión Nacional de Actividades Aeroespaciales (Conae).

Un agradable y tranquilo paisaje se atraviesa entre leves subidas y trepadas, mientras sobre mano derecha se contornea la línea de las sierras.

A un puñado de kilómetros se encuentra la salida del camino que conduce al Observatorio Bosque Alegre y también hacia Mina Clavero. Finalmente se arriba a la calle que lleva al Tajamar, emblema de la ciudad de Alta Gracia.

La obra jesuítica, preámbulo del gran patrimonio legado por la orden religiosa a esa ciudad en particular, y a la provincia de Córdoba en general, motiva un justificado descanso bajo la arboleda, aunque falte muy poco para llegar a Villa Nydia.

La bicicleta Garelli con motor Cucchiolo con la que
el Che recorrió más de 4500 Kms. de Argentina

Al retomar el pedaleo se pasa por el Sierras Hotel, renovado desde hace unos años y con los detalles que hablan de su histórico esplendor. Allí el “Che” concurría los veranos a nadar, disciplina a la que era muy afecto y que le recomendaron por prescripción médica.

Se divisan las casas señoriales y se llega al barrio Carlos Pellegrini, donde se erige la vivienda construida en 1911 por la Compañía de Tierras y Hoteles con el objetivo de albergar al personal jerárquico del ferrocarril. La familia propietaria era Barraco Candioti y la alquiló a Ernesto Guevara Lynch, padre de Ernesto con el fin de habitarla.

La familia buscó en las sierras cordobesas el paliativo al asma que castigaba al pequeño Ernesto y en ella vivieron en dos períodos: de 1935 a 1937 y de 1939 a 1943.

Cuando el pelotón de ciclistas arriba al chalé, deja los rodados afuera e ingresa a la sala 2, donde se encuentra la fotografía más difundida de Guevara, imagen tomada por Alberto Korda en marzo de 1960, que lo muestra con la clásica boina y la estrella de cinco puntas.
La sala 3 es donde fue el dormitorio del futuro revolucionario y se exhiben fotografías y documentos, como el acta de nacimiento.

Muchos elementos interesantes, que obligan a repasar la historia, incluyen una réplica de la bicicleta con la que recorrió miles de kilómetros. Luego se visitan otras dependencias y llega la hora de la partida, mientras se escucha al guía que agrega como corolario de la visita, que de manera diaria hay notable presencia extranjera que busca conocer más de la historia de la mítica figura en ese museo que fuera su vivienda.


Pareciera que el “Che” es más polémico en su país que en el resto del mundo.

Lo que hay que saber

Circuito: Córdoba / La Calera / Falda del Cañete / Falda del Carmen y Alta Gracia.

Recorrido total: 112 kilómetros que se realizaron en aproximadamente seis horas.

Museo Casa del “Che”: Entradas: menores de 12 años sin cargo. Residentes en Argentina: $ 15.

Extranjeros: $ 75.

Casa Museo del Che en Alta Gracia

Horario de atención: de 10 a 19.

Recomendaciones: para los ciclistas: en verano viajar temprano para aprovechar las horas mas frescas y cargar una buena cantidad de agua.
En el Sierras Hotel y en el Museo del “Che” se pueden rellenar las cantimploras. Incluso hay una canilla que según cuentan usaba el Che.

Visto en: lavoz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Este blog, a veces, utiliza fotografías de personas anónimas tomadas en la vía pública. Si te reconoces en alguna y no deseas aparecer en el blog, ponte en contacto conmigo y borraré la imagen.