viernes, 4 de enero de 2013

Los ciudadanos pueden evitar el calentamiento global



MÉXICO, Distrito Federal (OEM-Informex).- A la par de las acciones gubernamentales, empresariales e internacionales, el ciudadano de a pie puede colaborar para mitigar los efectos del cambio climático, consideró Julio Bracho Carpizo, del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la UNAM, quien afirmó que un cambio de una milésima en el total del efecto albedo planetario (reflejo de la radiación solar sobre la Tierra), tendría un efecto mitigante significativo.

Aportes como blanquear al impermeabilizar azoteas de casas y edificios, reducir el gasto energético de combustibles fósiles, utilizar automotores más eficientes y el transporte público, así como recurrir a los denominados limpios, como la bicicleta, entre otras acciones, contribuirían a disminuir gases y aerosoles contaminantes.
Es así que para enfrentar algunas de las causas que inducen el calentamiento atmosférico, propuso aclarar fachadas, así como blanquear techos y pavimentos para reflejar la radiación solar y reducir el calentamiento atmosférico.

Un número considerable de colonias periféricas de la Ciudad de México, y de otras urbes en provincia, se caracterizan por el color gris cemento de los tabicones empleados en las construcciones, mientras que el blanco, que refleja la luz solar, debería ser promovido y tener incluso una subvención gubernamental para estimular su aplicación, expuso el investigador.

Las casas pintadas de ese color se calientan menos, con lo que se reduce el gasto en aire acondicionado; por el contrario, si se requiere calentarlas, sería más eficiente uno oscuro, por lo que la coloración apropiada también depende del clima en que se encuentren, aunque en México el blanco es prioritario.

Impermeabilizar techos en tono claro también ayuda a refrescar las habitaciones; además, pavimentar con materiales blancos amplía la reflexión solar y reduce la temperatura.
En la elaboración de cemento se emplean altas temperaturas y combustibles fósiles, lo que genera dióxido de carbono (CO2); ahora se desarrollan tecnologías que pueden llegar a fijar más bióxido de carbono durante la producción y la fragua de ese material, que el que desechan a la atmósfera en el proceso productivo.

El universitario sugirió otras acciones sencillas como ahorrar agua y usarla menos caliente, ahorrar luz eléctrica, e incluso "reconsiderar en la ambientación el gusto por las penumbras, los juegos de luces programados, el claro y la luz dirigida, utilitaria y enfocada", en lugar de la iluminación total y, a veces, deslumbrante.

Tenencias y verificaciones
En cuanto a las acciones gubernamentales, dijo que deberían reconsiderarse las tenencias y verificaciones de automóviles; entender la primera como un impuesto vinculado a la contaminación, que representa la construcción y 
operación de un vehículo específico; entonces, quien tenga modelos grandes, ineficientes y costosos, estará obligado a pagar más que quienes posean pequeños y eficientes.

También, una parte del gravamen a los combustibles que ya pagamos debe destinarse directamente a la reconversión energética, y para hacer más eficientes los transportes públicos, incluida la reconstrucción de los tantas veces más eficientes, en términos energéticos, ferrocarriles porfirianos.

Visto en: eloccidental

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Este blog, a veces, utiliza fotografías de personas anónimas tomadas en la vía pública. Si te reconoces en alguna y no deseas aparecer en el blog, ponte en contacto conmigo y borraré la imagen.