viernes, 24 de enero de 2014

Rutas con encanto: Ruta por Cañadas y Veredas

(Esta Ruta ha sido diseñada para ser realizada por la Asociación Murcia en Bici, 
no obstante cualquier persona que desee participar será bienvenida)

Una oportunidad hacer turismo utilizando tu bicicleta

PRESENTACIÓN
Se trata de un recorrido por vías pecuarias que, en parte están señalizadas y en parte ocupadas. En este caso seguiremos el Cordón de los Valencianos, llamado así porque formaba parte de la ruta de los
pastores que venían desde ese reino.

FECHA
Domingo, 26 de enero de de 2014

SALIDA
9:30 horas. Hospital General Universitario

ITINERARIO
Salida Hospital General por mota del río y vía amable La Alberca.
En La Alberca, desde polideportivo, por Cañada Real por el campo hacia la rambla de los Ladrones en El Palmar hasta llegar al Cordón de los Valencianos. Este continúa hasta el cruce de la Carretera de Mazarrón en Molino de la Vereda, venta Belén, Vereda de las Salinas Reales. Desde Alcantarilla a Javalí Viejo y mota del río Segura. Se parará a tomar un refrigerio en un bar en el Molino de la Vereda. Los que van hacia Murcia continúan por la mota y los que van a La Alberca la dejan para cruzar la carretera de Alcantarilla por el cruce del camino Hondo.

DISTANCIA
50 kilómetros aproximadamente

DURACIÓN
3,5 horas de marcha y ½ hora de paradas

DIFICULTAD
FÍSICA FACIL, siempre llaneando. Sin demasiadas cuestas. Aunque hay
un tramo de 500 m. por rambla.
TÉCNICA BAJA, carreteras y/o caminos asfaltados o sin asfaltar con buen
firme.

COSTE
Ninguno. Cada cual asume los gastos que pueda realizar durante las
paradas

INSCRIPCIÓN 
No

RECOMENDACIONES
Se recomienda llevar un KIT básico de herramientas (llaves de ajuste, cámara de repuesto y/o parche para pinchazos, bomba inflado).

MÁS INFORMACIÓN COORDINACIÓN RUTAS CON ENCANTO: rutas@murciaenbici.org

IMPORTANTE:
Esta ruta se convoca como una salida de amigos. Todos los asistentes son responsables de su pro-pia seguridad y de cumplir las normas de tráfico establecidas.

Os recordamos que el Reglamento de Circulación obliga al uso del casco en vías interurbanas.

El itinerario puede variar por incidencias en el trazado o en la reserva de espacios de última hora.

En el transcurso de la ruta haremos paradas para reagruparnos, reponer fuerzas, hacer fotos, etc.

Participar en la ruta supone aceptar las normas y exime a los organizadores de toda responsabilidad.

MUCHAS GRACIAS. OS ESPERAMOS EN LA SALIDA
Información adicional ruta “Por cañadas y veredas”

Las Vías Pecuarias resurgen en Murcia

Tras décadas, y casi siglos en el olvido, las vías pecuarias han vuelto a tomar protagonismo. Están clasificadas como Cañadas Reales, Cordeles y Veredas. Esta clasificación tiene su origen en las
necesidades de acotar el paso de los ganados por zonas de labranza en función del volúmen ganadero. Así, las Cañadas Reales tienen como ancho 75 metros (90 varas castellanas), los Cordeles tienen 37,5 m. (45 varas) y las veredas 20 m. (25 varas). No volverán a ser la pieza fundamental de la trashumancia como antaño, pero servirán para que los ciudadanos entiendan una parte de la historia de sus costumbres y puedan acercarse a la naturaleza. Además, las mismas vías también intentarán seguir siendo útiles para el ganado. En la Región estos caminos verdes, amenazados por la actividad urbanística y las industrias, se van a deslindar y a señalizar.

Las Vías Pecuarias en la capital de la Región

Murcia se ha caracterizado siempre por ser zona de invernada de los rebaños de otras provincias, especialmente de Cuenca y Teruel. Los animales circulaban a través de la Cañada Real Conquense-Murciana, penetrando en la Región por el Altiplano. Tras pasar la Rambla de Belén, y antes de ascender el Puerto de la Cadena se optaba entre dos rutas: el Campo de Cartagena, a través del Cordel de Fuente Álamo, o la provincia de Alicante, por la Cañada Real de Torreagüera. Esta última ruta era utilizada también por ganaderos valencianos para aprovechar los buenos pastos que siglos atrás se criaban en el Valle del Segura. Precisamente en los alrededores del Puerto de la Cadena era donde se celebraban la mayor parte de las mestas, asambleas de pastores con sus ganados, cuyos orígenes se remontan al siglo XIII. Del municipio de Murcia partía la otra gran vía pecuaria de largo recorrido, la Vereda de Belén o de Barqueros y fue muy utilizada para trasladar los ganados desde Murcia hasta las Sierras de Segura y Cazorla, donde se aprovechaban los pastos de primavera y verano. Entre diez y quince días empleaban los ganaderos y sus reses en recorrer los términos de Murcia, Mula, Pliego, Bullas, Cehegín y Caravaca de la Cruz para adentrarse en aquellas sierras.

Un total de 19 vías pecuarias forman un complejo entramado por todo el municipio de Murcia. Son 221'5 kilómetros de recorrido, casi el 10% de las de toda la Región, y ocupan 646'8 hectáreas, algo más que el Parque Municipal del Majal Blanco. Sin embargo, su estado actual es muy preocupante, debido al decrecimiento de la actividad ganadera trashumante y del desarrollo de otras actividades socioeconómicas que han ocupado el territorio tradicionalmente destinado a la ganadería. El desarrollo urbanístico, la instalación de industrias, el crecimiento del regadío y el trazado de viales han sido los factores que más han contribuido al deterioro de las vías pecuarias del municipio de Murcia. Este es el caso de la Cañada Real
de Torreagüera, desaparecida en gran parte por ocupaciones de todo tipo cuando en realidad debería contar con una anchura superior a 75 metros y una longitud de 23 kilómetros.


Su conservación
Conservar este patrimonio público no es un capricho, sino una necesidad. Las vías pecuarias están desapareciendo a pasos agigantados cuando la realidad es que podrían seguir manteniendo otros usos alternativos compatibles con el ganadero. Uno de los más defendidos es el del turismo de naturaleza, ubicando a través de estas vías pecuarias senderos de pequeño o gran recorrido aptos para el tránsito peatonal, con bicicleta o a caballo. No hay que olvidar que buena parte de estas "carreteras" constituyen excelentes corredores verdes que enlazan (o enlazaban) interesantes ecosistemas como los cumbres de Carrascoy, la Rambla del Puerto de la Cadena, la del Puerto del Garruchal, las Sierras de Columbares o de los Villares, el Río Segura o la Huerta de Murcia. Su conservación es, por lo tanto, una forma de recuperar y aprovechar todos los componentes culturales que en torno a las vías pecuarias se han ido desarrollando:
abrevaderos, puentes, descansaderos, cabañas, majadas, mojones, etc., así como iglesias, santuarios, balnearios y otros hitos históricoartísticos próximos.

Recuperación de las vías en Murcia

El Ministerio de Medio Ambiente y la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio del Gobierno de la Región de Murcia se han dado la mano para la ejecución del proyecto de deslinde, amojonamiento y señalización de las vías pecuarias integradas en el sistema radial Murcia-Jumilla, Murcia-Lorca y Murcia-Cartagena.

La Asociación de Vecinos de La Alberca viene reivindicando el deslinde de la Cañada Real de Torreagüera desde hace tiempo. Fruto de su lucha ha sido el reciente deslinde oficial desde el entronque con el Cordel de los Valencianos hasta la parte de atrás del cementerio de La Alberca. Pero hay que seguir con la reivindicación. Por ello la Plataforma La Costera Sur También es Murcia, entre sus objetivos sobre movilidad sostenible tiene conseguir que la Cañada Real sea deslindada y acondicionada como vía verde para uso y disfrute de los vecinos.

Ver vías pecuarias por municipios.

Mapa del recorrido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Este blog, a veces, utiliza fotografías de personas anónimas tomadas en la vía pública. Si te reconoces en alguna y no deseas aparecer en el blog, ponte en contacto conmigo y borraré la imagen.