martes, 9 de abril de 2013

Buenos Aires - Se entrega el taxista prófugo.




Después de ocho días prófugo se entregó el taxista buscado.

Conducía un auto del mismo modelo y con patente casi idéntica a otro que se había secuestrado. La Policía investigó legajos de la empresa y lo identificó. Declaró por “lesiones culposas” y quedó libre.

Después de estar ocho días prófugo, el taxista que atropelló a los ciclistas de Masa Crítica en Palermo ayer se entregó a la Policía y quedó detenido por algunas horas acusado de “lesiones culposas”. Pero como este delito es excarcelable, después fue liberado. Sin embargo, el auto con el que hirió a tres personas y arrastró una bicicleta en la noche del jueves santo no es el mismo que las autoridades habían secuestrado hace una semana. Ambos vehículos son Volkswagen Voyage que trabajan para la empresa de radiotaxis Premium y tienen un número de patente similar.

El chofer, que fue identificado como Diego López y tiene 55 años de edad, se presentó cerca de las 11.30 en la comisaría N° 23, ubicada en avenida Santa Fe y Gurruchaga. Según fuentes policiales, dijo que quería ponerse a disposición judicial y quedó detenido. Después de constatar su domicilio y de notificarle que deberá presentarse a declarar ante la primera citación de la Justicia, fue liberado a las 19.

El viernes 29 de marzo, la Policía secuestró un taxi Volkswagen Voyage patente JHI 437 en el garaje de la mandataria Seguros SRL en José Enrique Rodó 5819, en Mataderos. Entonces se informó que el auto tenía marcas compatibles con un choque con bicicletas. Pero había algo que no cerraba: los dos choferes que, según la dueña del vehículo, lo conducían habitualmente no se parecían a las descripciones que hicieron los ciclistas del hombre que los atropelló. Además, la propietaria dijo que no le había prestado el auto a otra persona.

Ante esta situación, la Brigada de la Comisaría 23 le pidió a la empresa Premium los legajos y fotografías de todos sus choferes. Así descubrieron que para ellos trabajaba otro Voyage con una patente muy parecida a la del otro auto, JHI 435 en vez de 437, que era la que recordaban los testigos. También comprobaron que ambos vehículos son administrados por la misma mandataria de la calle Rodó. De acuerdo a la Policía, esto les permitió identificar al chofer, que al verse cercado se entregó en la comisaría. Allí quedó a disposición del Juzgado Correccional N° 9, que después ordenó su liberación y que, ahora, lo citará para tomarle declaración indagatoria. Mientras tanto, anoche seguían esperando que la empresa entregara el auto que conducía López.

El taxista está acusado de haber embestido a la caravana de Masa Crítica en Figueroa Alcorta y avenida Sarmiento, en el barrio de Palermo. El grupo de ciclistas, que se autodefine como un “movimiento no organizado”, sale a pedalear el primer domingo de cada mes o en las noches de luna llena. Su próxima salida será este domingo, a las 16, desde el Obelisco. El recorrido siempre se define en el momento y al azar, mientras algunos participantes ofician de “taponeros” y se paran en las bocacalles para detener el tránsito.

En la marcha del miércoles 27, el taxista se enfureció porque no lo dejaban pasar, discutió con los “taponeros” y uno de ellos le abolló el auto de una trompada. Fuera de sí, el chofer gritó “Voy a matar a todos” y avanzó sobre los ciclistas, tres de los cuales sufrieron heridas leves. A Federico Morris, uno de esos heridos, lo llevó varios metros sobre el capó del auto, mientras la bicicleta quedó debajo de la parte trasera de la carrocería haciendo chispas contra el asfalto. “Cuando me caí en el capó, por los reflejos me agarré de donde entra el aire y pensé que iba a frenar para que me baje, pero empezó a acelerar y frenar para que yo me caiga y llevarme puesto”, relató Morris. Después, el taxista huyó. Ahora la familia de Morris busca el cambio de la carátula del caso a “tentativa de homicidio”.

El episodio de violencia vial generó una polémica, porque hay quienes consideran abusivo que Masa Crítica interrumpa el tránsito. Por otra parte, abrió un debate acerca de la forma de conducir de algunos taxistas. El primer taxi secuestrado tenía 50 infracciones de tránsito, y el JHI 435 posee 44, casi todas por exceso de velocidad.

Fuente: clarín


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este blog, a veces, utiliza fotografías de personas anónimas tomadas en la vía pública. Si te reconoces en alguna y no deseas aparecer en el blog, ponte en contacto conmigo y borraré la imagen.