sábado, 21 de diciembre de 2013

RUTA CON ENCANTO. SABORES DE PASCUA. 22 DE DICIEMBRE.

“… Los primeros signos de que se acercaban estas fiestas era el trasiego de mi madre comenzando a traer a casa poco a poco los ingredientes de los dulces navideños: la calabaza con forma de sandía que cortaba, cocía y limpiaba de pepitas; las almendras que partía, pelaba, tostaba y rallaba, cocía en agua el anís en grano, escurría las naranjas, la canela, la miel, el azúcar, la creciente, la levadura, la harina, los huevos, la penetrante esencia del bergamoto, los boniatos, el coco, el anís, la mistela, …. Un trabajo arduo que todavía le entusiasma y que nos ha trasmitido a todos.

Cuando los ingredientes estaban dispuestos en la cocina, comenzaba una actividad muy, pero que muy agradable para mí, la elaboración de estos dulces típicos. Un goce para los sentidos: colores, sabores y olores vuelven a mi memoria desde el pasado cuando regresa la Navidad. El horno del pueblo se llenaba de gente, saludos, conversaciones, aromas que se entremezclaban, se respiraba alegría y calidez.

La elaboración de cada dulce era y es único. Los ingredientes, las texturas, la temperatura, el orden en que se mezclan, las diferentes formas con que se presentan, los tiempos de cocción, … Una sabiduría que se ha ido transmitiendo de abuelas a madres y de éstas a sus hijas, imposible de aprender de una receta escrita. Y una larga lista: las tortas de Pascua, los cordiales, los “mantecaos”, los pastelillos, las tortas de “recao”, los rollos de anís, de naranja, de canela, las orejas de fraile, los suspiros, las tortas de boniato, las de naranja ,…

También la repostería tiene su historia, con gran influencia andalusí en el uso de frutos secos, en la introducción de la caña de azúcar y la canela; y en amalgamar harina floreal con huevos, almendras y miel.

De la cocina sefardí española heredamos la elaboración de dulces asociados a las celebraciones religiosas.

De estas dos herencias, musulmana y judía españolas, y del trabajo creativo de las monjas en el interior de los Conventos, que elaboraban dulces para obsequiar a las personas que las visitaban; se crearon la mayoría de la dulcería tradicional murciana…”.

(Pregón navideño. Peña El limonar”

(Esta Ruta ha sido diseñada para ser realizada por la Asociación Murcia en Bici,
no obstante cualquier persona que desee participar será bienvenida)

SALIDA:
Hospital Reina Sofía. 9.30h

ITINERARIO:
Desde el Hospital nos dirigimos a la huerta oriental de Murcia. Por caminos de huerta podremos contemplar los cultivos de invierno: pavas, coles, repollos, apio, acelgas, alcaciles, perejil, lechugas, ….
Nos acercaremos a varios hornos de esta zona donde se siguen las recetas tradicionales de dulces de Navidad: tortas, mantecados, pastelillos, cordiales, …

DISTANCIA
45 km. (ida y vuelta).

DURACION
5 horas (incluyendo paradas).

DIFICULTAD
Media por su longitud. Baja dificultad técnica, sin desnivel y por caminos asfaltados con baja intensidad de tráfico, aunque inevitablemente tendremos que circular por tramos alta densidad de tráfico, por lo que tendremos que aumentar la prudencia en la conducción.
No recomendada para niños menores de 12 años.

RECOMENDACIONES
Llevar líquidos para el recorrido. En zonas interurbanas es obligatorio el uso de casco. Es conveniente llevar alguna cámara de repuesto ante la posibilidad de sufrir un pinchazo.

NOTA IMPORTANTE:
Esta salida es una reunión de amigos amantes de la bici, cada es responsable de su seguridad y de la de los menores de edad que le acompañen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Este blog, a veces, utiliza fotografías de personas anónimas tomadas en la vía pública. Si te reconoces en alguna y no deseas aparecer en el blog, ponte en contacto conmigo y borraré la imagen.