martes, 22 de julio de 2014

Biblioteca cicloturista: El Camino del Cid, con bicicleta

El Camino del Cid, con bicicleta

Autor: José Manuel Lechado.
Ilustraciones: Deyanira Armand
Edita: EDAF, 2007

CLAVES: Guía de Viaje desde Burgos a Valencia para cicloturistas por carretera (existe una reedición de 2010). 322 pgs. 174x240mm. 20,95 euros.

Hay viajes que merecen ser explicados, y el Camino del Cid es uno de ellos. El viaje es, desde luego, geográfico, pero también histórico, y ambos son inseparables. José Manuel Lechado (periodista, escritor, licenciado en Filología Árabe e Islam) es consciente de ello y por eso nos propone una guía diferente pensada, aunque no exclusivamente, para cicloturistas por carretera. Este libro es fruto de su experiencia en el Camino del Cid y discurre desde Vivar hasta Valencia (rutas de El Destierro, Tierras de Frontera, Las Tres Taifas y la Conquista de Valencia), dejando de lado otras rutas (el Ramal de Álvar Fáñez y de Castellón, la Defensa del Sur, y los anillos de Gallocanta, Maestrazgo y Morella), utilizando en algunos casos rutas alternativas a los itinerarios propuestos por el Consorcio Camino del Cid pero siguiendo en general sus trazados.

Hecha esta salvedad, es probablemente, en mi opinión, una de las guías más interesantes que se han publicado sobre este itinerario hasta la fecha, debido a la perspectiva con que aborda el Camino del Cid: no se trata de una guía de lugares, sino de un libro de viaje en el que el autor describe su experiencia, incluyendo algunas anotaciones prácticas de interés para los cicloturistas, pero también introduciendo al lector en pasajes de nuestra historia medieval que sirven para interpretar esos lugares y paisajes. Esta es la manera más eficaz de disfrutar plenamente del Camino del Cid. José Manuel Lechado no se contenta con describir o hablar de los lugares que visita (en ocasiones con rara sensibilidad, apuntando detalles que suelen pasar desapercibidos al viajero apresurado), sino que además, con evidente afán didáctico y con trazos ágiles y seguros, explica determinados pasajes históricos o introduce al lector en la vida corriente en la Edad Media: desde la importancia de los castillos a la alimentación, el armamento, los vestidos, etc. Todo ello con el Cid como omnipresente sombra. Escrito con eficacia y buen pulso narrativo, ofrece, a pesar de algunos errores topográficos y afirmaciones discutibles, un fresco amplio sobre el Camino del Cid. Su propuesta de viaje es, a pesar de las limitaciones citadas, enriquecedora, y en definitiva, de recomendable lectura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Este blog, a veces, utiliza fotografías de personas anónimas tomadas en la vía pública. Si te reconoces en alguna y no deseas aparecer en el blog, ponte en contacto conmigo y borraré la imagen.