lunes, 29 de junio de 2015

Grandes Rutas: Murcia/Marruecos 2015 (8ª etapa)

Grandes Rutas: Murcia/Marruecos 2015 (8ª etapa)

8ª Etapa – 18 de abril de 2015
Tánger (Puerto)/Asilah (90,80km)

Puerta de embarque
Poblaciones por las que paso:
Ksar es Seghir
Tánger
Asilah

Lugares de interés:

Ksar es Seghir:
Junto al río Ksar Seguir, ruinas de un antiguo asentamiento de origen fenicio y romano
Restos del Alcázar y muralla

Tánger:
Bicicleta en la bodega del ferry

Medina
Mezquita de Sidi Bu Abid
Museo Dar El Mandoub
Palacio del Menddub y La Medubia
Antigua Iglesia Católica de la Purísima
Antiguas murallas portuguesas
Borj el Hajoui
Tour Dar el Baroud
La Alcazaba
Palacio Dar el Markhzen (museo de Artes Marroquíes)
Palacio Dar Shorfa (museo arqueológico)
Mezquita Bit El-Mal
Aduana en el ferry
Torre de Ben Amar

Asilah:
Restos de torres y murallas
Escuelas de Sidi Mohamed Ali Marzok
Cementerio musulmán
Mausoleo de Sidi Ahmed El Mansur

Alojamiento:
Mia Hostel Asilah

Datos de la etapa:
Km. etapa: 90,8km
Km. total: 743,7km
Tiempo pedaleando: 6:49:56
Salimos de Algeciras
Tiempo total: 7:35:37
Velocidad media: 11,96km/h
Velocidad pedaleando media: 13,29km/h
Velocidad máxima: 69,53km/h
Pendiente: mín. -33% Máx. 21%
Elevación: Ganancia 1.254m Mín. 35m máx. 205m





Hoy pongo el pie en tierra más temprano que de costumbre, son las 6:45h y ya estoy organizando las alforjas, quisiera coger el ferry de las 9:00h y hay que estar en la puerta de embarque una hora antes. Salgo de la pensión hacia la terminal de pasajeros del puerto, saco billete para Tánger y me dirijo a la zona de control para sacar la tarjeta de embarque. Después de más de media hora de controles embarcamos.

Ya en el ferry queda un último control, pasar la aduana. Una vez sellado el pasaporte y resueltos
todos los papeleos legales, me acerco al restaurante del ferry a desayunar, esperando tranquilamente la llegada a Tánger.

Durante las más de dos horas que dura la travesía da mucho tiempo para pensar, sobre todo en los comentarios y consejos que me han dado sobre esta ruta por Marruecos. Unos que “si no me da miedo hacerlo solo”, otros que si “es muy peligroso y mucho más yendo solo”, no sé porque pero todos me recalcan lo de ir solo y yo creo que ir solo es la mejor forma de ir bien acompañado. Bueno, no quiero comerme el coco con este tema
Llegando al puerto de Tánger
y lo que intento es ser positivo y afrontar esta aventura de la mejor manera posible.

Llegamos a Tánger a las 11:15h y me dispongo a bajar a la bodega para desatar la bici y, cuando me digan, salir pedaleando. Dan la orden de salida y no llevo ni cincuenta metros cuando empezamos con los controles de la policía de aduanas y no sé quien más, he pasado por un montón de controles y cuando ya creía que todo estaba superado uno de los últimos policías me para y me dice que abra todas las alforjas, además me pregunta si llevo algún tipo de arma o de
Francesca Bresciani y Tommaso Cazzaniga
explosivos, le digo que no y me dice que puedo seguir, lo que más me molesta de todo esto es que ni a mirado las alforjas.

Finalmente salgo del puerto, son las 11:45h, esto quiere decir que he estado algo así como 30 minutos de controles, la primera sorpresa que me llevo es leer en una señal de tráfico que Tánger esta a 46 kilómetros. Sí, has leído bien, a 46 kilómetros y la segunda y aun con más mala leche es que estos 46km son todos de subida, con desniveles que llegan al 18%. Un buen comienzo.

Mercado en medio de la nada
Cuando llevo pedaleados unos 15 km por la carretera N-16 paro en Ksar es Seghir donde recorro la población sin bajar de la bicicleta y continúo unos kilómetros hasta que veo un mercado en medio de la nada. Donde doy un paseo y hago unas fotos. Sigo la etapa por la misma carretera y con unas subidas que hacen que pare de vez en cuando para respirar un poco.

Por fin llego a Tánger, son las 15:30h, visito la ciudad donde veo los famosos cañones que apuntan a la península, las murallas y lo más representativo de la ciudad. Veo un banco y entro
Mercado
a cambiar euros por dírhams, el estomago ya me pide alimento y paro en un bareto a comer algo.

Entre unas cosas y otras se me ha hecho muy tarde, son las 17:45h y todavía me quedan cuarenta y tantos kilómetros que pedalear. Salgo de Tánger por la carretera N-1 y cuando llevo unos cientos de metros me paro porque estoy pensando que por la hora que es y los km que me quedan, no llegaré a Asilah hasta por lo menos las 22:00h. Pienso lo que pienso y me dirijo a un motocarro y le pregunto a su dueño cuanto me cobraría por llevarme a mí y a la bici hasta Asilah,
después de pensar un rato me dice que 300 dírhams, le digo que no que eso es mucho que yo le doy 150, me dice que no, a los pocos metros hay otro que también le pregunto pero a este ni le recateo, directamente me pide 500 dírhams, total decido seguir pedaleando y ya llegare.

Salgo de Tánger por la Carretera N-1 y cuando llevo un par de kilómetros me adelanta un motocarro y me para, me dice que me cobra 150 dírhams por llevarme a Asilah, le digo que no que es muy caro y le recateo, al final acordamos 125
Mercado
dírhams (12,5€), subimos la bicicleta al motocarro y emprendemos viaje hasta Asilah.

No sé que es peor si haber pedaleado esos cuarenta y tantos kilómetros o hacerlo subido en este motocarro que va como una bala, sin dejar de tocar el pito y saltándose todas las normas de circulación, tanto es así que unos kilómetros antes de llegar lo para la policía y le pide la documentación, mientras revisan la documentación me piden disculpas por el retraso, les digo que si quieren mi pasaporte y me dicen que no, que sienten las molestias, esto me deja
Tánger
algo perplejo, -un policía pidiendo disculpas- a los pocos minutos le permiten seguir.

Después de esta historieta llegamos a Asilah y me pregunta donde me deja, le digo que en el centro, una vez en el centro de Asilah me ayuda a bajar la bici y nos despedimos, lo primero que hago es recorrer la población intentando buscar la oficina de turismo pero lo que encuentro es un restaurante que se llama “Casa García”, no me lo pienso y entro a preguntar por el camping, hablo con uno de los hijos del propietario que me dice que el ya nació aquí, que sus padres montaron
Tánger
este restaurante hace muchísimo tiempo, después de hablar un buen rato le pregunto por el camping o cualquier alojamiento. Me dice que el camping está cerrado, que a unos siete kilómetros hay otro pero que no merece la pena que un amigo suyo, también español y que sus padres también tienen un restaurante “Casa Pepe” tiene un hostel donde voy a estar muy bien, me dice que lo siga y a unos doscientos metros llegamos al hostel.

Una vez en el hostel y hechas las presentaciones me alojo, el hostel se llama Mia Hostel Asilah
Tánger
(120 dírhams/12€), es una especie de casa unifamiliar con habitaciones compartidas, aunque en la habitación que yo estoy es de 8 camas estoy solo, tiene un salón y una cocina para compartir, es un sitio a recomendar.

Aquí lo de siempre, ducha, lavar la ropa, descansar un rato y ya relajado salgo a visitar la medina donde ceno en el restaurante Ali Baba (recomendado por el hostel) muy bien y barato, dando un paseo regreso al hostel y mientras escribo estas notas me tomo un café.
Bicicleta en motocarro

Motocarro

Mezquita. Asilah

Mezquita. Asilah

Entrada a La Medina
En La Medina
La Medina, Asilah

Torre Portuguesa. Asilah

La Medina. Asilah

La medina, al fondo Torre Portuguesa
En el hostel. Asilah
VER 7ª ETAPA

VER 9ª ETAPA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Este blog, a veces, utiliza fotografías de personas anónimas tomadas en la vía pública. Si te reconoces en alguna y no deseas aparecer en el blog, ponte en contacto conmigo y borraré la imagen.